Para dar inicio, comencemos por leer el siguiente texto en donde se aborda grosso modo qué son las publicaciones digitales. Al final de estas líneas hay algunos enlaces en donde otros especialistas abordan el tema.

¿Qué son las publicaciones digitales?*

 

Imagen 01Las publicaciones impresas requieren un soporte físico –papel y tinta–. El ojo humano lee los caracteres y el cerebro interpreta los signos dándoles un sentido. En esta relación el papel es el soporte; el papel impreso, el formato y la vista, junto con el cerebro, son los encargados de percibir e interpretar el mensaje respectivamente. A su vez, los diferentes tipos de publicaciones impresas representan distintos formatos. Estos formatos se han ido desarrollando a través del tiempo y, actualmente, tienen funciones precisas con las que los identificamos. Un libro, una revista, un panfleto, etcéteras, no representan los mismos valores respeto a la información que pueden contener y a la forma en que los manipulamos. Esta mis situación se ha generado con los formatos digitales aunque, por su relativa novedad así como por su maleabilidad de uso y distribución, todavía no cuentan con una clara valoración y clasificación como sus análogos impresos.

También cabe mencionar que en las publicaciones digitales los soportes y formatos poseen –ya que están almacenados con leguaje binario– relaciones y valores muy distintos a los que tienen las publicaciones impresas. Sobre todo porque, dados los múltiples soportes que la informática proporciona, el cambio de soporte a otro sí representa un cambio de material y accesibilidad. Así, en el mundo digital, el soporte es el medio físico donde está guardada la información (puede ser un disco duro, un CD, un disquete, etcétera). Sin embargo, aunque estos soportes están diseñados para guardar información de forma binaria, presentan diferentes características en cuanto a capacidad de almacenamiento y rapidez de acceso y consulta.

El formato de una publicación digital es la forma cómo se representa la información. Por ejemplo, un archivo de texto, un archivo PDF, una página electrónica en HTML o XML, etcétera. De hecho las publicaciones digitales pueden vincular distintos formatos; por ejemplo, es muy común encontrar sitios que integran HTML con archivos PDF. A su vez, cada formato aportará un tipo de ventajas y desventajas de acuerdo con su presentación y con sus características de interacción con el lector. Por lo mismo, los recursos que proporcione una publicación digital están circunscritos, tanto por el soporte en que está montada como por el formato que se elija.

Nunca debe olvidarse que la computadora maneja la información de un modo incomprensible al ojo humano –si uno observa un CD no se entenderá la información binaria inscrita en él–. Es necesario la intervención de una computadora, o de algún otro dispositivo, que interprete el código binario, con que se guarda y maneja la información digital, y que después la presente al ojo humano a través de un monitor u otro sistema de visualización.

Se dijo anteriormente que el tipo de soporte elegido para distribuir una publicación digital puede determinar el formato que se usará en la misma, aunque también puede ser al revés. Sin embargo, como todos los formatos son digitales, todos pueden ser utilizados en cualquier soporte. Lo anterior plantea la elección del soporte y del formato de acuerdo a qué tanto, en conjunto, las prestaciones que ofrecen se adecuen a nuestras necesidades.

Las publicaciones digitales pueden clasificarse en dos tipos de acuerdo al modo en que accedemos a ellas. Al primer tipo se le llama publicaciones en línea y se consulta desde cualquier computadora que cuente con una conexión a Internet o se encuentre en la misma red que la información. El segundo tipo es el de las publicaciones fijas, en las que los archivos que las conforman están grabados en un soporte físico transportable como los CDs, los DVDs, los disquetes de 3 ½ , etcétera. No obstante, dada la capacidad de la tecnología informática para combinar aplicaciones de casi cualquier programa, la distinción entre ambos tipos de publicaciones puede ser muy sutil, ya que existen publicaciones fijas que hacen uso de la Internet para actualizar los archivos que las integran.

__________________________

 

* D.R. Ordoñez Santiago, Cristián A. Edición de Publicaciones Digitales, FFyL-UNAM, 2005, pág. 45-47. Disponible en Internet:

<http://www.mati.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=204&Itemid=122>

*******************************************************

Para complementar lo que has leído, revisa el siguiente material.
Las conexiones entre las publicaciones digitales
Isabel Galina Rusell
Hacia una construcción del libro constelación: Del pensamiento textual al pensamiento hipertextual
José A. Amozurrutia
Ejemplos:
Los avatares de una revista electrónica
Teresa Rodríguez Jiménez
Las revistas literarias del siglo XIX mexicano
Educación de la mujer a través del sitio www.coleccionesmexicanas.unam.mx
Liliana Minerva Mendoza Castillo y Julieta Sánchez Morales

0 Responses to “¿Qué son?”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: